Caracas, 11 de abril de 2002…

IMG_0073

 

Cada vez que se convoca a una concentración como la del 1 de septiembre, no puedo dejar de recordar aquel 11 de abril de 2002. Llevábamos casi tres días esperando  la llamada que nos confirmaría el lugar donde nos tendríamos que mover para grabar el pronunciamiento del Alto Mando Militar y tener la primicia de aquella noticia, recuerdo que una noche me tocó dormir en un piso en Parque Central con todo el equipo, de cámaras, luces y micrófonos. Hasta que una llamada de Orlando Urdaneta al comienzo de la mañana de aquel 11 de abril, me confirmó donde sería la reunión. Hay momentos de la historia que tú no eliges para estar ahí, son esos momentos los que te eligen a ti. Como pudimos, salimos con el equipo al piso 8 del edificio Kira en la avenida Libertador, oficina del expresidente de algo que se llamaba desde hace muchos años antes Pro-Venezuela. A eso de las diez de la mañana ya habíamos comprobado que desde uno de los balcones de la oficina teníamos a la vista a las antenas repetidoras de Mecedores en el cerro Ávila, para ubicar allí la antena de microondas que transmitiría en vivo y en directo el mensaje del alto mando militar, encadenando las señales de televisión a nivel nacional y tumbando inclusive la señal de Venezolana de Televisión, donde ya se preparaba el famoso discurso de Hugo Chávez, para ocultar la multitudinaria marcha al resto del país y lo que ya tenían planeado: la muerte de personas inocentes a manos de francotiradores del ejército venezolano, que también llevaban pocos días asentados en sus lugares de posición en las azoteas de algunos edificios de la avenida Baralt.

Una vez que llegamos a la oficina nos instalamos con el equipo de cámaras y luces en la sala de reuniones, por ser el espacio más grande de la oficina. A eso de las 12.30 horas comenzaron a llegar los generales, algunos vestidos de civil, con sus uniformes en bolsas negras y ninguno con escolta. Orlando Urdaneta llegó con su primo, el contralmirante Daniel Comisso Urdaneta. Después de 14 años de aquella aventura no recuerdo con precisión las horas, pero creo que sobre las 13.00 horas ya estaban redactando el documento que leería el vicealmirante Héctor Ramírez Pérez. Se respiraba un ambiente de tensión y nerviosismo, un coronel que también era abogado comenzó a redactar con un bolígrafo el texto que leerían.

Antes de la lectura del documento, Orlando Urdaneta empezó a colocar a los militares que aparecerían en el vídeo, como cuando los maestros ordenan un coro de niños cantores: unos le preguntaban si deberían salir en posición firmes con las manos abiertas y apoyadas en el antemuslo (como lo hacen ellos después del saludo frente a otro militar de rango superior), o en posición firmes con las manos detrás. Orlando Urdaneta les comentó: “Aparecer con las manos detrás es señal que escondes algo, por eso todavía el Vaticano no ha canonizado al Doctor José Gregorio Hernández”. Eso puso fin a unos 20 minutos de disertaciones e intercambio de ideas sobre la posición de las manos y como deberían tenerlas colocadas.

Ya teníamos todo a punto y, desde su celular, Orlando Urdaneta lanzaba maldiciones a Alberto Federico Ravel, porque la microondas que nos enviaría a última hora (pienso que sintió miedo o lo aconsejaron) decidió no enviarla, y el pronunciamiento del alto mando militar sin esto no podría salir en cadena nacional. Como se había planeado, en Mecedores (que no estaba tomada por militares en ese momento) el operador de guardia sólo esperaba la comunicación por radio para conectarnos a nivel nacional. Pero eso ya no sería posible. Indirectamente, por intereses o por cobardía, estaban enviando a la gente que marchaba directa a las balas de los francotiradores.

En lugar de la microondas llegó al lugar la periodista de Globovisión, Mayela León con un equipo de camarógrafos, uno de los cuales, al enterarse de lo que pasaba, salió corriendo como un loco sin escuchar nuestros gritos para que no se fuera, porque poco faltó para que le dispararan. También llegó con Mayela León el equipo de noticias de CNN con Otto Neustadt, que en ese momento era el corresponsal en Venezuela. La histeria y el nerviosismo que tenía este señor dejaba mucho que desear de su profesionalidad, por no decir que su actitud en ese momento era la de un cobarde cagado en sus pantalones, cosa muy distinta tengo que afirmar de la actitud de su productora, una mujer de cabellos rubios y alta, que casi estuvo a punto de abofetearlo. Después de los hechos Neustadt aparecería como todo un héroe y analizando vídeos y hablando estupideces.

Llegaron todos y ninguno sin la microondas. Justo antes de comenzar a grabar por radio transmisor nos llegó la noticia de que acababan de asesinar al fotoreportero Jorge Tortoza. Él fue uno de los primeros que asesinaron en la avenida Baralt. La mayoría de los asesinados tenían disparos certeros en la cabeza, los francotiradores militares se daban un festín con los civiles que marchaban pacíficamente. A día de hoy, 14 años después, nadie es responsable de la muerte de Jorge Tortoza ni de las muchas muertes que ocurrieron aquella tarde. Se comenzaron a escuchar lamentaciones y el llanto de Mayela León; ya Otto Neustadt empezaba a necesitar una dosis de Válium o unas buenas bofetadas, y en vista que no había microondas, se decidió grabar un vídeo.

En ese momento recordé que nuestra gloriosa historia está llena de chapuzas y algunas de vaina salen bien y se convierten en épicas hazañas. Como los militares son un poco retrasados y más aún si son abogados, al fulano coronel y abogado que redactó el documento se le olvidó colocar unas palabras donde debían ir y al escuchar el vídeo fue que se dio cuenta, de manera que fue necesario hacer otra grabación, y otra vez salió Orlando Urdaneta a reacomodar a los generales del alto mando en sus puestos para el nuevo vídeo, donde todos querían salir para figurar en la historia o en la cagada que estábamos haciendo.

Los generales optaron por algo muy tecnológico. Como los venezolanos somos muy dados a las nuevas tecnologías, se les ocurrió la brillante idea de inventar el golpe de estado por teléfonos celulares. Recuerdo que bajaron en dos ocasiones a comprar en los kioscos de la avenida Francisco de Miranda, todas las tarjetas telefónicas Digitel que pudiesen tener los vendedores, otro salió a comprar teléfonos móviles que en aquella época eran de tarjeta, aquello se transformo en un centro subversivo de telecomunicaciones: unos raspaban para introducir el código de la tarjetas, otros colocaban las tarjetas Sim dentro de los celulares para que funcionaran y los generales llamaban a los cuarteles.

En Venezuela, y no sé si en el resto del mundo será así, en el ámbito militar los generales son una especie de gerentes, o sea, que no comandan tropas de asalto y combate. De eso se encargan los Comacates (comandantes, tenientes y capitanes). A mi memoria llegan las imágenes de aquellos campechanos generales, saludando a los comandantes de los batallones a través de sus celulares con un:

-¡Épale! ¿Cómo está la vaina? ¿Sabes que el domingo que viene tenemos una partida de dominó?

Escuchaban un rato y después seguían:

-¿Sabes lo que está pasando? ¿Estás con nosotros, verdad? ¡Cuidao con una vaina!

Luego decían en voz alta al resto de los que estábamos allí:

-¡Listo! El cuartel de guasipatí está con nosotros ¡nojoda!

Aquello era tan surrealista, un golpe de estado donde los muertos corrían por cuenta de los civiles, porque en los cuarteles no se escuchó pero ni el ruido de un petardo. Tanto me impresionó aquello que agarré la cámara y comencé, turnándome con mi compañero, a grabar aquellas conversaciones. Me había preparado tanto que tenía baterías y cinta para sobrevivir varios meses grabando.

Memorable fue la cuña que grabamos con el vicealmirante Héctor Ramírez Pérez sobre Digitel, para después bromear con el presidente de la empresa en Venezuela, William Nazaret, y aprovechar a tomarnos unos whiskies con él cuando todo terminara. También recuerdo la conversación del contraalmirante Daniel Comisso Urdaneta, uno de los más serios del grupo, cuando le gritaba al que comandaba las tanquetas que se dirigían a Caracas para apoyar el plan Ávila que el mismo Hugo Chávez había ordenado ejecutar. Aquello fue de hombre a hombre, todavía resuenan en mi cabeza aquellas palabras: -Tú me conoces desde la Academia Militar ¿no?, tú sabes de lo que soy capaz y si esas tanquetas llegan a Caracas y se derrama más sangre, tú y yo nos vamos a encontrar y me pagarás con tu vida!.   Las tanquetas nunca llegaron a Caracas, se detuvieron a mitad de camino de la ciudad de Maracay, de donde habían salido.

Al final de la tarde de aquel 11 de abril Hugo Chávez nuevamente era detenido y conducido al Fuerte Tiuna. Pasadas las 10 de la noche, después de la llegada de la periodista Ibeyise Pacheco a la oficina donde nos encontrábamos, con un equipo de Venevisión para entrevistar en exclusiva a los militares salvadores, salimos en varios coches hacia el Fuerte Tiuna. Sólo fuimos tres civiles entre el alto mando militar los que entramos a las oficinas del Ministerio de la Defensa en el 5º piso, si mal no recuerdo.

Héctor Ramírez Pérez me encargó la gestión del acceso de los periodistas a la rueda de prensa que darían los pocos militares que apoyaban a Hugo Chávez en ese momento. Ahora recuerdo que es la única vez que he tenido escolta, de manera que me convertí en una especie de jefe de protocolo de prensa de la nueva y breve Venezuela. Conducía a los compañeros periodistas al espacio donde se informaría de lo que había pasado, por parte del ministro de defensa, el general Lucas Rincón Romero y sus generales. En aquel inmenso salón del Fuerte Tiuna daba la impresión que saldrían a jugar el juego de las sillas, porque al principio habían alrededor de unas 10 sillas, y cada cierto tiempo, y mientras los generales negociaban a puerta cerrada, enviaban a un cabo que retiraba dos sillas, después de unos minutos salía nuevamente el mismo cabo y retiraba dos más y así hasta que sólo quedaron tres.

En la madrugada del 12 de abril de 2002, el general Lucas Rincón, en nombre del Alto Mando Militar venezolano, anunció que le habían solicitado la renuncia a Hugo Chávez, y afirmó que éste había aceptado, lo cual fue desmentido posteriormente, como todo lo que ocurrió después.

Si Venezuela fuese un país con una dirigencia política y empresarial seria, a partir de ese momento se habría escrito otra historia. Hubo un momento en el que se pudo salir de Hugo Chávez, que ya asomaba sus garras de dictador. Se sabía que él no era un gobernante de perfil democrático, ya se veía venir lo que está ocurriendo en la Venezuela de hoy y continuará por muchos años más.

portada-prensa-durante-golpe-de-estado-fidel-ernesto-vasquez

Pero los intereses siempre van al cauce de los gusanos, que manejan todo para hacerse mas ricos y ambicionar más poder y nunca a favor de los que trabajan por el país (ahora me viene a la memoria que España lleva ocho meses sin gobierno).

El empresario Isaac Pérez Recao armó una especie de “Gestapo” para cazar cabezas de ministros Chavistas saltándose cualquier ley (como ahora lo hace ahora Nicolás Maduro con dirigentes políticos, empresarios, periodistas y estudiantes). Al empresario Pedro Carmona Estanga una élite con poder económico en el país le montó en sólo unas cuantas horas una presidencia arbitraria y totalitarista y en la dirección de Globovisión brindaban y festejaban abriendo botellas de wisky y champagne. La Bolsa de Caracas experimentó una subida histórica en muchos años, una parte del país se embriagó en su propia fantasía. Pero el remedio que vendría sería peor que la enfermedad.

 

1c9a6908-4ad5-42dc-bae9-4c175c193c22

 

Venezuela es un país de caudillos, de guapos apoyados, de líderes que pasan por encima de un pueblo ignorante y conformista, que creen que el suyo es el mejor país del mundo, pero en realidad es ese pobre país que la “viveza criolla venezolana” ha llevado a donde se encuentra ahora.

La madrugada del 14 de abril Hugo Chávez regresó al poder como un Cristo redentor, después de haber llorado bastante en su corto cautiverio, lo demás ya está escrito en la Wikipedia.

La oposición política en Venezuela, por intereses, por falta de sensatez, por tener políticos que alimentaban su ego y todos los días se miraban al espejo, perdió la oportunidad de salir de un dictador. No se puede hablar de democracia y menos pretender salir de un gobierno dictatorial por vías constitucionales, cuando a ese gobierno no le interesa para nada la democracia y controla todos los poderes del Estado.

En política, los errores se pagan muy caro y más aún si vives en los países del llamado tercer mundo. A día de hoy, ya no recuerdo cuántas marchas de más de un millón de personas se han convocado sin lograr nada a cambio que no sea una efímera alegría en las almas de un pueblo engañado y pasivo. La oposición y el gobierno se turnan para darle al fuelle de la esperanza cada vez que se les desinfla y mantener vivos sus intereses, como ocurrió este 1 de septiembre.

Anti-chavez_march

Ya van muchas muertes, son miles las que cosecha el hampa que ampara el gobierno y así seguirán, porque faltan muchos años para que termine esto, que de seguro durará el mismo tiempo que duró la cuarta república, unos 50 años.

Todos los venezolanos hemos perdido mucho en estos años, los que estamos regados por el mundo y los que aún continúan en ese calvario. Los que sufren en las colas para comprar medicinas o alimentos, los políticos de la oposición que mantienen sus negocios con el gobierno, los que se llenan los bolsillos robando amparados por la impunidad, los militares que golpean a la gente humilde y trafican en su imperio del narcotráfico. Todos ellos están construyendo un país de inmigrantes, roban y mientras roban, le roban el país a sus hijos.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Anuncios

Ilustremos a los Españoles de “Izquierda”

55316e178dbcd

A ver niñatos malcriados, sé que a muy pocos les gusta leer así que seré breve dentro de lo que cabe. La historia de la izquierda española viene con un pedigree respaldado por una Guerra Civil donde entre ellos mismos, los de la izquierda, le facilitaron mucho el trabajo al caudillo asesinándose entre camaradas (comunistas, anarquistas, POUM).

De ello quedó constancia en la biografía del poeta Pablo Neruda. Gracias a su paso por la España Republicana ahora podemos disfrutar de una poesía de gran contenido político y social. A Pablo, las muertes de sus amigos y la crudeza de la guerra lo bajaron de su torre de marfil.

Cuando me encontré con la poesía y los ensayos de Octavio Paz, aprendí que él también hablaba de la violencia entre camaradas del bando republicano. Muy célebre es la anécdota cuando en la Barcelona del 37, Octavio leyó  un poema a su amigo catalán Jorge Bosch, supuestamente muerto en el frente de Aragón, y resultó que estaba vivo y entre el público. La alegría de Paz duró poco. Después de aquel encuentro, Bosch le anunció que se había refugiado en casa de Companys, porque los comunistas lo querían asesinar; ese día Octavio Paz perdió la pista de su amigo definitivamente.

A Jesús Monzón lo habrían asesinado sus queridos camaradas, si para su fortuna no lo hubiese detenido la inteligencia franquista.

Esto por nombrar algunos ejemplos de esa izquierda de la que hoy en día tanto se llenan la boca.

maxresdefault

Pablo Iglesias rompe a llorar desconsoladamente en los brazos de su mentor.

Julio Anguita es una especie de Oracúlo de Delfos, para la gran manada de niñatos progres que aspiran como unos superhéroes a salvar el futuro de España. Anguita se retiró hace algunos años por afecciones cardíacas, pero a Pablo Iglesias, como se ve en la foto, eso le importa poco. Hace tiempo que necesitan un mártir.

Hace unos años tuve la oportunidad de conversar con Julio Anguita en su casa en Córdoba, mientras realizaba un documental por la zona. Muy amablemente me recibió en su estudio. Yo quería sondear su visión sobre lo que se vivía en la Venezuela de comienzos de la era Madurista. Julio Anguita no sabía muy bien cómo se llamaba el sucesor de Hugo Chávez, pero todo lo que le olía a izquierda, (sin tener idea de la realidad de lo que se vivía en Venezuela) a él le parecía bien.

Yo mismo, en una época, milité en las ideas de izquierda (quién no fue comunista a los 20 años no tiene corazón, y quien lo es después de los 40 no tiene razón), defendía la Revolución Cubana y justificaba la cantidad de presos políticos que Fidel tenía en las cárceles, se lo merecían por “gusanos y Batisteros”. Conocí a verdaderos íconos de la revolución en América Latina, me hice trovador de canciones de contenido social, tengo amigos desaparecidos por la violencia política y recuerdos muy amargos de aquellos tiempos.

Ya con la edad que tengo y la experiencia vivida, me pienso más las cosas antes de opinar, creo que a eso se le llama madurez, envejecer con dignidad.

¿Dónde estaba el espíritu revolucionario y republicano de todos esos pilares de la izquierda española cuando, en sus narices, los fascistas del caudillo (los que hasta hoy han heredado el poder) les metieron una constitución en el año 78 hecha como un traje a la medida de sus intereses?

Estaban encerrados en sus casas esperando a ver si el decreto de pacificación del presidente Suárez era cierto.

España, amiguitos de la izquierda, es el único país donde continuó gobernando el Fascismo después de la Segunda Guerra Mundial. Recuerden lo que le pasó a Mussolini y a Hitler. En Alemania todos los ministros de Hitler fueron juzgados por sus crímenes y ejecutados o encarcelados; en la España Gloriosa de Julio Anguita, los nombres de los asesinos de Franco fueron anotados, pero para colocar sus nombres a las calles hasta el día de hoy.

¿A qué vienen tantos gritos y puños alzados ahora? ¿A qué viene tanto llamado a la justicia cuando PODEMOS se mantiene con el dinero y los muertos de Venezuela? ¿A qué viene tanto llamado a la lucha, si aquí nunca se luchó?

Si al caudillo no lo hubiesen enterrado, de seguro Pablo Iglesias y Julio Anguita estarían en la cola para despedirlo y llorando igual que en la foto.

París con Mirla y Didier…

 

París-Tour Eiffel

Foto Marco Zouvek

Siempre resulta muy grato visitar a los amigos, pero si esos amigos viven en una ciudad como París, entonces todo resulta doblemente agradable. Hace no mucho tiempo, tuve la oportunidad de compartir un verano con mi familia en esta bella ciudad en compañía de Mirla y Didier. Mostrarles la ciudad a mis hermanos, lo majestuoso de sus edificios y palacios donde se albergan museos, catedrales, galerías, teatros y una infinidad de actividades culturales para disfrutar (cosa que no existe en nuestra Venezuela, y menos desde hace unos 15 años), fue una experiencia que los tenía sin palabras.

José Ignacio Cabrujas, un importante dramaturgo venezolano, decía que cuando visitas un país, puedes darte cuenta de lo que ha sido su pasado por el tamaño de las construcciones de sus instituciones. En España tenemos museos, catedrales, teatros y muchas edificaciones institucionales. Pero no se acercan a la grandiosidad de lo que podemos ver en París. Ese pasado que se quedó en el presente y perdura por los años, para demostrarte quienes fueron y continúan siendo hasta ahora.

París-Mirla y Didier

Foto Marco Zouvek

La hospitalidad maternal de Mirla se entremezcla a la perfección con la gentileza parisina de Didier que, orgulloso de su ciudad, no guarda nada de lo que ella te puede ofrecer, desde uno de esos cafés donde se reunían los intelectuales del mayo francés del 68, hasta un restaurant vietnamita donde puedes disfrutar el sincretismo culinario de una ciudad con muchas razas y culturas, viviendo al unísono.

En este último viaje estuve acompañado de mi esposa Cayetana y de un frío y una lluvia inclementes para un caribeño, aún así pudimos aprovechar para visitar lugares que desde hace muchos años estaban guardados en el itinerario de mi imaginación.

El cementerio de Père-Lachaise que es el más grande de París y uno de los más conocidos del mundo, por la cantidad de personajes ilustres que descansan allí sin esperar el día de la resurrección, porque ya, desde antes de morir, pertenecían a la inmortalidad.

Tener la oportunidad de visitar la tumba de Jim Morrison, Oscar Wilde, Édith Piaf, Frédéric Chopin, Honoré de Balzac, Marcel Proust, Modigliani, Apollinaire, Miguel Angel Asturias, Molière, Isadora Duncan, Bizet, Georges Méliés y tantos otros, que de alguna manera modelaron algunas ideas que rondan en mi cabeza, lo considero una deuda saldada con mi destino.

París-Cementerio de Père-Lachaise

Foto Marco Zouvek

Me tope con la literatura de Julio Cortázar en mi adolescencia. Desde entonces siempre me han acompañado sus libros en las diferentes etapas de mi vida de cronopio. Estar en París, la ciudad que lo enamoró y prácticamente se adueñó de él de forma compartida con su Buenos Aires, de esa manera que él tenía de escribir, pienso que habría sido un desperdicio partir de allí sin antes visitar algunos de los lugares por los que solía pasearse.

París. Rue Martel, 4

Foto Marco Zouvek 

Por último, en la capital francesa tenía que terminar una etapa de la investigación que desde hace más de cuatro años me tiene en una cautiva fascinación. El trabajo de documentación sobre la historia de uno de los últimos libros de la República Española, España en el corazón de Pablo Neruda (en publicaciones anteriores en este blog ya he escrito sobre este proyecto).

La sede Francois Miterrand de la Biblioteca Nacional de Francia conserva en sus archivos el único ejemplar de la primera edición francesa de España en el corazón que se puede consultar.  L’Espagne au coeur fue publicado por Ediciones Denoël en París el 30 de julio de 1938, para la Collection de  l’Association Internacionale des Éscrivains pour la Défense de la Culture,  traducido por Louis Parot y con un prólogo de Louis Aragon cargado de imágenes de gran fuerza poética, donde escribe sobre Neruda una opinión altamente consagratoria al declararlo como “uno de los más grandes poetas vivos del mundo entero”.

L'Espagne au Coeur de Pablo Neruda traducido por Louis Parot

Foto Marco Zouvek

España en el Corazón es uno de los libros más raros que existen. La historia de este libro está envuelta entre la ficción y la realidad, entre el mito y la historia. Este libro único, que conserva la Biblioteca Francois Mitterrand (después de las ediciones que realizara en Chile publicaciones Ercilla en el año 1937 y 38), representa la primera reproducción en Europa de estos versos de Neruda y la primera vez que su obra era traducida al francés. Cuatro meses más tarde de la publicación de esta traducción en París del año 38, Manuel Altolaguirre iniciaría el mito al editar en el Monasterio de Montserrat dos publicaciones: una en noviembre del 38, de la que solo se conocen seis ejemplares en todo el mundo y otra en enero del 39, de la cual muy poco se tenía conocimiento y de cuya edición únicamente ha sobrevivido un ejemplar.

Del tiraje de la traducción francesa de Louis Parot solo se editaron 31 ejemplares, de los cuales salieron a la venta 25 y únicamente seis pasaron a una especie de reserva, numerados del I al VI. El ejemplar que conserva la Biblioteca Francois Mitterrand, no posee ninguna numeración. Una nota más que se suma a la larga lista de curiosidades y misterios que envuelven la historia de este libro.

Colofón L'Espagne au Coeur de Pablo Neruda

Foto Marco Zouvek

En 2004 la Casa Durán Subastas de Arte española subastó un lote de cartas manuscritas de Pablo Neruda junto a uno de los 31 ejemplares numerados de la edición francesa del 38 traducida por Louis Parot, según el artículo publicado por El Universal el 25 de enero de 2004.

 

Los libros perdidos de la República Española…

Creo que pocos libros, en la historia extraña de tantos libros, hayan tenido tan curiosa gestación y destino.”

 Pablo Neruda

IMG_4147

Foto: Marco Zouvek ©

En el año 1934 el poeta chileno Pablo Neruda llega a España para ocupar un cargo diplomático de la embajada de su país. Una vez instalado en Madrid se relaciona rápidamente con los poetas de la generación del 27: Federico García Lorca, Rafael Alberti, Miguel Hernández, Manuel Altolaguirre, José Bergamín, Luis Cernuda, y Vicente Aleixandre, entre otros.

La amistad que lo relaciona con estos intelectuales y los acontecimientos históricos que ocurrirían después, lo llevan a situarse dentro de un contexto ideológico y social al cual ningún poeta de la época era ajeno en ese momento. Las vivencias históricas, su participación en la España Republicana, su adhesión al partido comunista, el asesinato de Lorca y la muerte en prisión de Miguel Hernández, producen un cambio transcendental en su poesía y su manera de pensar.

Neruda mantuvo una activa participación dentro de los círculos literarios en la España de la República. En 1935 publica Residencia en la tierra, con el apoyo de José Bergamín. En febrero se instala definitivamente en Madrid como cónsul adjunto de la Embajada de Chile, y en ese mismo año, por iniciativa de Manuel Altolaguirre y Concha Méndez, dirige la revista literaria Caballo verde para la poesía, llegando a publicar cinco números. A finales de 1936 Pablo Neruda es destituido de su cargo consular en Madrid debido a haber participado en la defensa de la República, y se traslada a París.

En el verano de 1937, Neruda organiza junto a otros poetas desde París el II Congreso Internacional de Escritores y Poetas Para La Defensa De La Cultura, que se celebra en Madrid, Valencia y Barcelona, en el cual consiguen reunir a personalidades como: Louis Aragon, Octavio Paz, César Vallejo, Vicente Huidobro, André Malraux, Ilya Ehrenburg, Ralph Bates, Alejo Carpentier, Nicolás Guillen, Antonio Machado, Bertolt Brecht y Rafael Alberti, entre algunos de los muchos asistentes.

Cualquier visión no simplificadora nos lleva a pensar que hubo poetas importantes en los dos bandos, pero que abrumadoramente fue la España Republicana la que contó con un exponente mayor de voces. En líneas generales, los intelectuales y los poetas permanecieron fieles a la España de la República. Y esta se abrió además a un canto europeo y americano que significa grandes voces de una época.

En el año 1939, Pablo Neruda tiene noticia de los refugiados republicanos españoles que se encuentran en campos de concentración franceses hacinados y en condiciones miserables. El poeta, que entonces se encontraba en Chile, decide embarcarse en una empresa que comprendía trasladar a cerca de 2.200 refugiados españoles desde Francia hacia Chile, contando con el auspicio del presidente chileno Pedro Aguirre Cerda, que lo nombra cónsul especial de Emigración en el país galo.

El poeta decide realizar esta hazaña humanitaria a pesar de que el viejo buque carguero francés que normalmente no llevaba a más de 20 personas fue adaptado para acomodar a los 2.200 refugiados españoles. Neruda participa activamente en la organización de la travesía del Winnipeg, para reunir a familias separadas por la guerra. El Winnipeg elevó anclas una noche del 4 de agosto del año 1939 en el puerto francés de Trompeloup.

 

winnipeg_neruda

 

Durante la Guerra Civil Española la imprenta de la Abadía de Montserrat se convierte en la “Imprenta Soldados de la República del Ejército del Este”, con Manuel Altolaguirre como su editor. Bajo su dirección, a mediados del año 1938 y comienzos del 39, se edita y se logra imprimir lo que con seguridad serían los tres últimos libros de la República: España aparta de mi ese cáliz de Cesar Vallejo; Cancionero menor para los combatientes de Emilio Prados y España en el corazón de Pablo Neruda. Sobre este libro de Neruda el mismo autor explica en sus memorias: “Creo que pocos libros, en la historia extraña de tantos libros, hayan tenido tan curiosa gestación y destino.”

Los soldados aprendieron a manejar la imprenta y cuando menos pensaban les faltó el papel debido a la escasez de esta materia prima, de modo que decidieron fabricarlo con prácticamente todo lo que pudieron conseguir en el momento. Según palabras del propio Neruda, sobre los insólitos materiales y la total inexperiencia de los fabricantes, el papel quedó muy hermoso.

Foto Marco Zouvek

Dedicatoria dirigida a Pablo Neruda y que figura en “España en el corazón” 1ª edición de 1938 (Ediciones Literarias del Comisariado Ejército del Este) Foto: Marco Zouvek ©

De la primera edición de España en el corazón dirigida por Altolaguirre en el Monasterio de Montserrat (de la que se hicieron 500 copias numeradas y que se terminó de imprimir el 7 de noviembre de 1938) solo quedan 5 ejemplares localizables en el mundo: 2 en la Biblioteca de la Universidad de Barcelona, 1 en la Biblioteca de Catalunya, 1 en la Biblioteca del Congreso de Washington-EE.UU (autografiado por el autor) y 1 en la Biblioteca Central de la Universidad de Chile. Los libros asombran por la tipografía y por los pliegos de su misteriosa manufactura.

IMG_4150

Ejemplar núm. 5 de “España en el corazón” 1ª edición de 1938 (Ediciones Literarias del Comisariado Ejército del Este) Conservado en la Biblioteca de Catalunya (Barcelona) Foto: Marco Zouvek ©

Se realizó una segunda edición de España en el corazón (la primera se repartió entre autoridades del gobierno republicano y fue necesario hacer otra tirada), esta vez de 1.500 ejemplares sin numerar, y que acabó de imprimirse el 10 de enero de 1939. Así lo cuenta en una carta el propio Manuel Altolaguirre. De esta segunda edición se encuentran dos ejemplares únicos, en el Monasterio de Montserrat. Esta es la edición mas rara, debido a que sólo se conocen estos ejemplares que me confirmaron al tenerlos en mis manos que realmente existían, algo que los estudiosos desconocían y que ahora gracias a la investigación que estoy realizando, ya se puede confirmar la existencia de estos valiosos tesoros bibliográficos encuadernados por los monjes del monasterio, cuando los encontraron en rama, Altolaguirre al parecer debido a la llegada del ejercito de Franco a Barcelona, no tuvo tiempo para encuadernar esta segunda edición.

IMG_4410 IMG_4414

Estudiando los dos ejemplares de España en el Corazón, de la segunda edición de enero del 39

Estudiando los dos ejemplares de España en el Corazón, de la segunda edición de enero del 39

Estos libros nacen prácticamente cuando muere la República y los sueños de tantos seres humanos que después perecieron en los campos de concentración. Neruda nunca más pisó el suelo de la España que tanto amó.

La historia de la edición de estos libros por Manuel Altolaguirre durante los años de la Guerra Civil 1938-39, a pocos meses que esta finalice, es una prueba de la capacidad humana que tenían estas personalidades de la Generación del 27, que en plena contienda bélica se ocupaban más de leer y de editar que de disparar.

Referente a esto, hablaba con un amigo en días pasados sobre lo literaria que fue esta guerra en el bando republicano por la cantidad de publicaciones que se editaron. En esos años de seguro y aún con todo lo de la guerra, en España se leía más, no había tanto fútbol entonces en las cabezas.

Esta crónica es un homenaje al recuerdo de unos hombres que se volcaron en la impresión de un libro desafiando a la muerte, movidos por la necesidad de la poesía y del compromiso de dos poetas, dos amigos y dos seres humanos: Pablo Neruda y Manuel Altolaguirre.

IMG_4162

Ejemplares de “España en el corazón” 1ª edición de 1938 Foto: Marco Zouvek ©

 

 

Lectura en voz alta, palabras… y MARC MARTÍNEZ

TRAPEZIdeTANA

En los próximos días en Barcelona, el 22 de mayo, tendrá lugar la 6ª edición del Festival Tiflollibre, la iniciativa de la Associació Discapacitat Visual Catalunya: B1+B2+B3 que reivindica la lectura en voz alta, en braille y el libro hablado.

Con motivo de dicha celebración, uno de los lectores invitados de la edición de este año: el actor y director de teatroMARC MARTÍNEZhabla desde dentro y con total honestidad de lo que es para él la lectura, las palabras y como entiende el proceso creativo.

Es una excelente entrevista que os invitamos a leer y a saborear… porque ¡no tiene desperdicio!

Aquí tenéis el enlace:

http://tiflollibre.blogspot.com.es/2014/05/conversamos-con-marc-martinez-actor-y.html

Marc M. 16.12.09 006Marc Martínez. Fotografía cedida por el actor

Ver la entrada original

Antonio Machado, en Collioure…

“Mi corazón espera 
también, hacia la luz y hacia la vida, 
otro milagro de la primavera”.

 


IMG_20130814_193458

Desde que vivo en Barcelona, siempre había querido viajar al pueblo de Collioure, en Francia. Sólo para visitar la tumba del poeta Antonio Machado, que llegó más cansado que derrotado a morir a ese pueblo de pescadores un 22 de febrero de 1939, lejos de su Sevilla natal. Sabemos donde nacemos, donde moriremos siempre será un misterio.

Me encontré con su poesía cuando rondaba los 16 años y era yo un adolescente con la cabeza llena de ideologías políticas para cambiar el mundo, al final fue el mundo quien acabo por cambiarme a mi.

Así que con mi esposa Cayetana planeamos el viaje. El trayecto sería un paseo desde Barcelona, solo teníamos que tomar un tren hasta Cerbere (que ya es territorio Francés) y desde allí otro hasta Collioure. Preparamos lo necesario para el viaje y muy temprano en la mañana nos embarcamos en el viaje hacia nuestro destino.

Cerbere

Vias de la estación de Cerbere Foto: Marco Zouvek

Varias veces he recorrido por tierra parte del sur de Francia, y he estado en Cerbere alrededor de 2 veces en 6 años. Sus playas en la estación de verano son tranquilas y despejadas de la nube de turistas que azotan la costa del Mediterráneo. Pero sucede que a veces olvido que no soy de esta parte del planeta, que soy un extranjero, que estoy aquí porque así me lo permiten a veces.

La policía de fronteras ahora más que nunca está atenta a que no se le cuelen inmigrantes sin permiso de trabajo o ilegales, como ellos les llaman. Al llegar a Cerbere nos topamos con una verdadera sorpresa cuando un grupo de policías esperaban a que bajásemos del tren para pedirnos la documentación correspondiente.

Tengo la residencia Española pero no pertenezco a la CEE (Comunidad Económica Europea), así que por no llevar el pasaporte fui detenido en la estación de Cerbere alrededor de dos horas, para tomarme los datos, declaraciones y finalmente ser devuelto a territorio Español. En general, los policías fueron muy amables, en especial cuando se enteraron de que venía a realizar un reportaje sobre el poeta Antonio Machado. Pero la vergüenza de no hacerle caso a mi esposa, pues cuando salimos de casa me recordó llevar el pasaporte y no le hice caso, que tuvo que regresar a Barcelona a buscar el dichoso documento y traerlo consigo para poder atravesar juntos la frontera, me acompañará varios años.

La pérdida de la Segunda República Española también arrastró a la fatalidad a la mayoría de sus intelectuales y poetas. Antonio Machado partió al exilio en compañía de su madre doña Ana, su hermano José Machado y su esposa Matea. Por el camino también le acompañaron otros ilustres intelectuales de la época y cientos de españoles republicanos que huían de su patria.

Collioure

Fotografía: Marco Zouvek

El grupo llegó a Collioure una tarde del 22 de enero de un riguroso invierno, encontraron albergue en el hotel Bougnol-Quintana, a la espera de una ayuda que no llegaría a tiempo, pues la tristeza y la fatiga del viaje, se llevarían a la muerte al poeta días después.

Su tumba siempre recibe visitas, siempre tiene flores, restos de poemas y el cobijo de una bandera republicana.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

 

 

El latido de lo escrito. En recuerdo a JULIO CORTÁZAR (1914-2014)

TRAPEZIdeTANA

Hoy 23 de abril es el Día Mundial del Libro y del Derecho de Autor. En Catalunya, además, es un día lleno de rosas rojas, en recuerdo a su patrón, a St. Jordi. Cuenta la leyenda que el caballero, tras dar muerte al dragón, vio como de la sangre que brotó del cuerpo sin vida del monstruo nacía una rosa roja, que cogió para entregar a la princesa. En memoria de ese día, tal fecha como hoy, en mi tierra las mujeres reciben rosas de sus amados y ellos un libro.

En el trapecio celebramos la lectura y los cuentos. Nos interesa la interacción con los textos, el diálogo que establecemos con lo que leemos, y por ello promovemos una manera concreta de interactuar con los textos: leerlos en voz alta. Nuestra propuesta se llama “El latido de lo escrito” y hemos querido que fuese en St. Jordi,  el Día del…

Ver la entrada original 389 palabras más