Caracas, 11 de abril de 2002…

IMG_0073

 

Cada vez que se convoca a una concentración como la del 1 de septiembre, no puedo dejar de recordar aquel 11 de abril de 2002. Llevábamos casi tres días esperando  la llamada que nos confirmaría el lugar donde nos tendríamos que mover para grabar el pronunciamiento del Alto Mando Militar y tener la primicia de aquella noticia, recuerdo que una noche me tocó dormir en un piso en Parque Central con todo el equipo, de cámaras, luces y micrófonos. Hasta que una llamada de Orlando Urdaneta al comienzo de la mañana de aquel 11 de abril, me confirmó donde sería la reunión. Hay momentos de la historia que tú no eliges para estar ahí, son esos momentos los que te eligen a ti. Como pudimos, salimos con el equipo al piso 8 del edificio Kira en la avenida Libertador, oficina del expresidente de algo que se llamaba desde hace muchos años antes Pro-Venezuela. A eso de las diez de la mañana ya habíamos comprobado que desde uno de los balcones de la oficina teníamos a la vista a las antenas repetidoras de Mecedores en el cerro Ávila, para ubicar allí la antena de microondas que transmitiría en vivo y en directo el mensaje del alto mando militar, encadenando las señales de televisión a nivel nacional y tumbando inclusive la señal de Venezolana de Televisión, donde ya se preparaba el famoso discurso de Hugo Chávez, para ocultar la multitudinaria marcha al resto del país y lo que ya tenían planeado: la muerte de personas inocentes a manos de francotiradores del ejército venezolano, que también llevaban pocos días asentados en sus lugares de posición en las azoteas de algunos edificios de la avenida Baralt.

Una vez que llegamos a la oficina nos instalamos con el equipo de cámaras y luces en la sala de reuniones, por ser el espacio más grande de la oficina. A eso de las 12.30 horas comenzaron a llegar los generales, algunos vestidos de civil, con sus uniformes en bolsas negras y ninguno con escolta. Orlando Urdaneta llegó con su primo, el contralmirante Daniel Comisso Urdaneta. Después de 14 años de aquella aventura no recuerdo con precisión las horas, pero creo que sobre las 13.00 horas ya estaban redactando el documento que leería el vicealmirante Héctor Ramírez Pérez. Se respiraba un ambiente de tensión y nerviosismo, un coronel que también era abogado comenzó a redactar con un bolígrafo el texto que leerían.

Antes de la lectura del documento, Orlando Urdaneta empezó a colocar a los militares que aparecerían en el vídeo, como cuando los maestros ordenan un coro de niños cantores: unos le preguntaban si deberían salir en posición firmes con las manos abiertas y apoyadas en el antemuslo (como lo hacen ellos después del saludo frente a otro militar de rango superior), o en posición firmes con las manos detrás. Orlando Urdaneta les comentó: “Aparecer con las manos detrás es señal que escondes algo, por eso todavía el Vaticano no ha canonizado al Doctor José Gregorio Hernández”. Eso puso fin a unos 20 minutos de disertaciones e intercambio de ideas sobre la posición de las manos y como deberían tenerlas colocadas.

Ya teníamos todo a punto y, desde su celular, Orlando Urdaneta lanzaba maldiciones a Alberto Federico Ravel, porque la microondas que nos enviaría a última hora (pienso que sintió miedo o lo aconsejaron) decidió no enviarla, y el pronunciamiento del alto mando militar sin esto no podría salir en cadena nacional. Como se había planeado, en Mecedores (que no estaba tomada por militares en ese momento) el operador de guardia sólo esperaba la comunicación por radio para conectarnos a nivel nacional. Pero eso ya no sería posible. Indirectamente, por intereses o por cobardía, estaban enviando a la gente que marchaba directa a las balas de los francotiradores.

En lugar de la microondas llegó al lugar la periodista de Globovisión, Mayela León con un equipo de camarógrafos, uno de los cuales, al enterarse de lo que pasaba, salió corriendo como un loco sin escuchar nuestros gritos para que no se fuera, porque poco faltó para que le dispararan. También llegó con Mayela León el equipo de noticias de CNN con Otto Neustadt, que en ese momento era el corresponsal en Venezuela. La histeria y el nerviosismo que tenía este señor dejaba mucho que desear de su profesionalidad, por no decir que su actitud en ese momento era la de un cobarde cagado en sus pantalones, cosa muy distinta tengo que afirmar de la actitud de su productora, una mujer de cabellos rubios y alta, que casi estuvo a punto de abofetearlo. Después de los hechos Neustadt aparecería como todo un héroe y analizando vídeos y hablando estupideces.

Llegaron todos y ninguno sin la microondas. Justo antes de comenzar a grabar por radio transmisor nos llegó la noticia de que acababan de asesinar al fotoreportero Jorge Tortoza. Él fue uno de los primeros que asesinaron en la avenida Baralt. La mayoría de los asesinados tenían disparos certeros en la cabeza, los francotiradores militares se daban un festín con los civiles que marchaban pacíficamente. A día de hoy, 14 años después, nadie es responsable de la muerte de Jorge Tortoza ni de las muchas muertes que ocurrieron aquella tarde. Se comenzaron a escuchar lamentaciones y el llanto de Mayela León; ya Otto Neustadt empezaba a necesitar una dosis de Válium o unas buenas bofetadas, y en vista que no había microondas, se decidió grabar un vídeo.

En ese momento recordé que nuestra gloriosa historia está llena de chapuzas y algunas de vaina salen bien y se convierten en épicas hazañas. Como los militares son un poco retrasados y más aún si son abogados, al fulano coronel y abogado que redactó el documento se le olvidó colocar unas palabras donde debían ir y al escuchar el vídeo fue que se dio cuenta, de manera que fue necesario hacer otra grabación, y otra vez salió Orlando Urdaneta a reacomodar a los generales del alto mando en sus puestos para el nuevo vídeo, donde todos querían salir para figurar en la historia o en la cagada que estábamos haciendo.

Los generales optaron por algo muy tecnológico. Como los venezolanos somos muy dados a las nuevas tecnologías, se les ocurrió la brillante idea de inventar el golpe de estado por teléfonos celulares. Recuerdo que bajaron en dos ocasiones a comprar en los kioscos de la avenida Francisco de Miranda, todas las tarjetas telefónicas Digitel que pudiesen tener los vendedores, otro salió a comprar teléfonos móviles que en aquella época eran de tarjeta, aquello se transformo en un centro subversivo de telecomunicaciones: unos raspaban para introducir el código de la tarjetas, otros colocaban las tarjetas Sim dentro de los celulares para que funcionaran y los generales llamaban a los cuarteles.

En Venezuela, y no sé si en el resto del mundo será así, en el ámbito militar los generales son una especie de gerentes, o sea, que no comandan tropas de asalto y combate. De eso se encargan los Comacates (comandantes, tenientes y capitanes). A mi memoria llegan las imágenes de aquellos campechanos generales, saludando a los comandantes de los batallones a través de sus celulares con un:

-¡Épale! ¿Cómo está la vaina? ¿Sabes que el domingo que viene tenemos una partida de dominó?

Escuchaban un rato y después seguían:

-¿Sabes lo que está pasando? ¿Estás con nosotros, verdad? ¡Cuidao con una vaina!

Luego decían en voz alta al resto de los que estábamos allí:

-¡Listo! El cuartel de guasipatí está con nosotros ¡nojoda!

Aquello era tan surrealista, un golpe de estado donde los muertos corrían por cuenta de los civiles, porque en los cuarteles no se escuchó pero ni el ruido de un petardo. Tanto me impresionó aquello que agarré la cámara y comencé, turnándome con mi compañero, a grabar aquellas conversaciones. Me había preparado tanto que tenía baterías y cinta para sobrevivir varios meses grabando.

Memorable fue la cuña que grabamos con el vicealmirante Héctor Ramírez Pérez sobre Digitel, para después bromear con el presidente de la empresa en Venezuela, William Nazaret, y aprovechar a tomarnos unos whiskies con él cuando todo terminara. También recuerdo la conversación del contraalmirante Daniel Comisso Urdaneta, uno de los más serios del grupo, cuando le gritaba al que comandaba las tanquetas que se dirigían a Caracas para apoyar el plan Ávila que el mismo Hugo Chávez había ordenado ejecutar. Aquello fue de hombre a hombre, todavía resuenan en mi cabeza aquellas palabras: -Tú me conoces desde la Academia Militar ¿no?, tú sabes de lo que soy capaz y si esas tanquetas llegan a Caracas y se derrama más sangre, tú y yo nos vamos a encontrar y me pagarás con tu vida!.   Las tanquetas nunca llegaron a Caracas, se detuvieron a mitad de camino de la ciudad de Maracay, de donde habían salido.

Al final de la tarde de aquel 11 de abril Hugo Chávez nuevamente era detenido y conducido al Fuerte Tiuna. Pasadas las 10 de la noche, después de la llegada de la periodista Ibeyise Pacheco a la oficina donde nos encontrábamos, con un equipo de Venevisión para entrevistar en exclusiva a los militares salvadores, salimos en varios coches hacia el Fuerte Tiuna. Sólo fuimos tres civiles entre el alto mando militar los que entramos a las oficinas del Ministerio de la Defensa en el 5º piso, si mal no recuerdo.

Héctor Ramírez Pérez me encargó la gestión del acceso de los periodistas a la rueda de prensa que darían los pocos militares que apoyaban a Hugo Chávez en ese momento. Ahora recuerdo que es la única vez que he tenido escolta, de manera que me convertí en una especie de jefe de protocolo de prensa de la nueva y breve Venezuela. Conducía a los compañeros periodistas al espacio donde se informaría de lo que había pasado, por parte del ministro de defensa, el general Lucas Rincón Romero y sus generales. En aquel inmenso salón del Fuerte Tiuna daba la impresión que saldrían a jugar el juego de las sillas, porque al principio habían alrededor de unas 10 sillas, y cada cierto tiempo, y mientras los generales negociaban a puerta cerrada, enviaban a un cabo que retiraba dos sillas, después de unos minutos salía nuevamente el mismo cabo y retiraba dos más y así hasta que sólo quedaron tres.

En la madrugada del 12 de abril de 2002, el general Lucas Rincón, en nombre del Alto Mando Militar venezolano, anunció que le habían solicitado la renuncia a Hugo Chávez, y afirmó que éste había aceptado, lo cual fue desmentido posteriormente, como todo lo que ocurrió después.

Si Venezuela fuese un país con una dirigencia política y empresarial seria, a partir de ese momento se habría escrito otra historia. Hubo un momento en el que se pudo salir de Hugo Chávez, que ya asomaba sus garras de dictador. Se sabía que él no era un gobernante de perfil democrático, ya se veía venir lo que está ocurriendo en la Venezuela de hoy y continuará por muchos años más.

portada-prensa-durante-golpe-de-estado-fidel-ernesto-vasquez

Pero los intereses siempre van al cauce de los gusanos, que manejan todo para hacerse mas ricos y ambicionar más poder y nunca a favor de los que trabajan por el país (ahora me viene a la memoria que España lleva ocho meses sin gobierno).

El empresario Isaac Pérez Recao armó una especie de “Gestapo” para cazar cabezas de ministros Chavistas saltándose cualquier ley (como ahora lo hace ahora Nicolás Maduro con dirigentes políticos, empresarios, periodistas y estudiantes). Al empresario Pedro Carmona Estanga una élite con poder económico en el país le montó en sólo unas cuantas horas una presidencia arbitraria y totalitarista y en la dirección de Globovisión brindaban y festejaban abriendo botellas de wisky y champagne. La Bolsa de Caracas experimentó una subida histórica en muchos años, una parte del país se embriagó en su propia fantasía. Pero el remedio que vendría sería peor que la enfermedad.

 

1c9a6908-4ad5-42dc-bae9-4c175c193c22

 

Venezuela es un país de caudillos, de guapos apoyados, de líderes que pasan por encima de un pueblo ignorante y conformista, que creen que el suyo es el mejor país del mundo, pero en realidad es ese pobre país que la “viveza criolla venezolana” ha llevado a donde se encuentra ahora.

La madrugada del 14 de abril Hugo Chávez regresó al poder como un Cristo redentor, después de haber llorado bastante en su corto cautiverio, lo demás ya está escrito en la Wikipedia.

La oposición política en Venezuela, por intereses, por falta de sensatez, por tener políticos que alimentaban su ego y todos los días se miraban al espejo, perdió la oportunidad de salir de un dictador. No se puede hablar de democracia y menos pretender salir de un gobierno dictatorial por vías constitucionales, cuando a ese gobierno no le interesa para nada la democracia y controla todos los poderes del Estado.

En política, los errores se pagan muy caro y más aún si vives en los países del llamado tercer mundo. A día de hoy, ya no recuerdo cuántas marchas de más de un millón de personas se han convocado sin lograr nada a cambio que no sea una efímera alegría en las almas de un pueblo engañado y pasivo. La oposición y el gobierno se turnan para darle al fuelle de la esperanza cada vez que se les desinfla y mantener vivos sus intereses, como ocurrió este 1 de septiembre.

Anti-chavez_march

Ya van muchas muertes, son miles las que cosecha el hampa que ampara el gobierno y así seguirán, porque faltan muchos años para que termine esto, que de seguro durará el mismo tiempo que duró la cuarta república, unos 50 años.

Todos los venezolanos hemos perdido mucho en estos años, los que estamos regados por el mundo y los que aún continúan en ese calvario. Los que sufren en las colas para comprar medicinas o alimentos, los políticos de la oposición que mantienen sus negocios con el gobierno, los que se llenan los bolsillos robando amparados por la impunidad, los militares que golpean a la gente humilde y trafican en su imperio del narcotráfico. Todos ellos están construyendo un país de inmigrantes, roban y mientras roban, le roban el país a sus hijos.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Ilustremos a los Españoles de «Izquierda»

55316e178dbcd

A ver niñatos malcriados, sé que a muy pocos les gusta leer así que seré breve dentro de lo que cabe. La historia de la izquierda española viene con un pedigree respaldado por una Guerra Civil donde entre ellos mismos, los de la izquierda, le facilitaron mucho el trabajo al caudillo asesinándose entre camaradas (comunistas, anarquistas, POUM).

De ello quedó constancia en la biografía del poeta Pablo Neruda. Gracias a su paso por la España Republicana ahora podemos disfrutar de una poesía de gran contenido político y social. A Pablo, las muertes de sus amigos y la crudeza de la guerra lo bajaron de su torre de marfil.

Cuando me encontré con la poesía y los ensayos de Octavio Paz, aprendí que él también hablaba de la violencia entre camaradas del bando republicano. Muy célebre es la anécdota cuando en la Barcelona del 37, Octavio leyó  un poema a su amigo catalán Jorge Bosch, supuestamente muerto en el frente de Aragón, y resultó que estaba vivo y entre el público. La alegría de Paz duró poco. Después de aquel encuentro, Bosch le anunció que se había refugiado en casa de Companys, porque los comunistas lo querían asesinar; ese día Octavio Paz perdió la pista de su amigo definitivamente.

A Jesús Monzón lo habrían asesinado sus queridos camaradas, si para su fortuna no lo hubiese detenido la inteligencia franquista.

Esto por nombrar algunos ejemplos de esa izquierda de la que hoy en día tanto se llenan la boca.

maxresdefault

Pablo Iglesias rompe a llorar desconsoladamente en los brazos de su mentor.

Julio Anguita es una especie de Oracúlo de Delfos, para la gran manada de niñatos progres que aspiran como unos superhéroes a salvar el futuro de España. Anguita se retiró hace algunos años por afecciones cardíacas, pero a Pablo Iglesias, como se ve en la foto, eso le importa poco. Hace tiempo que necesitan un mártir.

Hace unos años tuve la oportunidad de conversar con Julio Anguita en su casa en Córdoba, mientras realizaba un documental por la zona. Muy amablemente me recibió en su estudio. Yo quería sondear su visión sobre lo que se vivía en la Venezuela de comienzos de la era Madurista. Julio Anguita no sabía muy bien cómo se llamaba el sucesor de Hugo Chávez, pero todo lo que le olía a izquierda, (sin tener idea de la realidad de lo que se vivía en Venezuela) a él le parecía bien.

Yo mismo, en una época, milité en las ideas de izquierda (quién no fue comunista a los 20 años no tiene corazón, y quien lo es después de los 40 no tiene razón), defendía la Revolución Cubana y justificaba la cantidad de presos políticos que Fidel tenía en las cárceles, se lo merecían por «gusanos y Batisteros». Conocí a verdaderos íconos de la revolución en América Latina, me hice trovador de canciones de contenido social, tengo amigos desaparecidos por la violencia política y recuerdos muy amargos de aquellos tiempos.

Ya con la edad que tengo y la experiencia vivida, me pienso más las cosas antes de opinar, creo que a eso se le llama madurez, envejecer con dignidad.

¿Dónde estaba el espíritu revolucionario y republicano de todos esos pilares de la izquierda española cuando, en sus narices, los fascistas del caudillo (los que hasta hoy han heredado el poder) les metieron una constitución en el año 78 hecha como un traje a la medida de sus intereses?

Estaban encerrados en sus casas esperando a ver si el decreto de pacificación del presidente Suárez era cierto.

España, amiguitos de la izquierda, es el único país donde continuó gobernando el Fascismo después de la Segunda Guerra Mundial. Recuerden lo que le pasó a Mussolini y a Hitler. En Alemania todos los ministros de Hitler fueron juzgados por sus crímenes y ejecutados o encarcelados; en la España Gloriosa de Julio Anguita, los nombres de los asesinos de Franco fueron anotados, pero para colocar sus nombres a las calles hasta el día de hoy.

¿A qué vienen tantos gritos y puños alzados ahora? ¿A qué viene tanto llamado a la justicia cuando PODEMOS se mantiene con el dinero y los muertos de Venezuela? ¿A qué viene tanto llamado a la lucha, si aquí nunca se luchó?

Si al caudillo no lo hubiesen enterrado, de seguro Pablo Iglesias y Julio Anguita estarían en la cola para despedirlo y llorando igual que en la foto.

Venezuela es más que eso…

«Venezuela es más que eso…» , performance musical y poético que, con puesta en escena de Martin Brassesco y Héctor Moreno, preparamos junto a Cecilia BellorínIsabel HerreraElizabeth Urbina, Isabela MéndezMarco Zouvek y Aitor Gaviria para este fin de semana en Barcelona.

Aquí Héctor Moreno invita la comunidad de Barcelona y en especial a los venezolanos residentes en Catalunya a asistir los días 14 y 15 de marzo al espectáculo.

Contacto: Evento en Facebook

Mi Venezuela…

«Ser de la izquierda es, como ser de la derecha, una de las infinitas maneras que el hombre puede elegir para ser un imbécil: ambas, en efecto, son formas de la Hemiplejía moral».

José Ortega y Gasset

MI PAIS

Podría decirles a mis amigos que me siento bien, a pesar de las condiciones de exilio que me trajeron a este país, que hasta cierto punto me han beneficiado. Que tengo casa, trabajo, proyectos de documentales para realizar nunca me han faltado y amo intensamente a una mujer maravillosa de esta tierra. ¿Qué más podría pedir?, pero antes que nada soy venezolano, no porque lo diga un pasaporte, ni por haber nacido allí. Soy venezolano porque siento mi país dentro de las venas, en la sangre que corre por ellas, en la música que hago, en las arepas que les cocino a los amigos, en ese acento venezolano que nunca olvidaré. No necesito hacerme fotos con la bandera, porque toda Venezuela la llevo dentro de mi pecho, eso nunca me lo podrán arrebatar.

Protesta02

Hace semanas que no puedo dormir bien (o casi no duermo), la familia y los amigos se encuentran bien, según lo que me cuentan, pero ¿por cuánto tiempo? ¿Cuánto tiempo pasará para que les ocurra algo? ¿Cuánto tiempo pasará para que tiroteen sus casas con cualquier excusa, ante la total impunidad asesina de un régimen? Mi familia se llama Venezuela y ahora la están asesinando poco a poco. Nicolás Maduro en complicidad con el gobierno cubano, están exterminando a un pueblo acusándolo de fascista.

Pero ellos tienen armas, tienen ejércitos, tienen comandos civiles armados y delincuentes liberados de las cárceles venezolanas, (demonios excarcelados como fieras, para devorar presas en las calles).  Estamos solos en esta lucha. Sé que muchos venezolanos están ahora en sus casas esperando a que todo se calme, para hacer negocios con el gobierno; otros, indiferentes a lo que pasa no hacen nada y lo peor, unos militares cómplices como en la mayoría de los países que sufren represiones de las dictaduras.

Protestas 03

Nicolás Maduro no ha hablado en ningún momento de suspender las garantías constitucionales y dictar el acostumbrado toque de queda, ¿para qué?, es más divertido asesinar a los que estén en las calles. La comunidad internacional al igual que la prensa esperan como buitres a que el numero de muertos sea considerable, según sus cifras, para hacer pronunciamientos y elevar al cielo enérgicas protestas.

Nico

Leopoldo Lopez, líder opositor venezolano, se entregó a una justicia corrupta, amañada, politizada. Solo la presencia del pueblo en las calles impedirá que se convierta en otro Simonovis (por nombrar solo un caso). No podemos olvidarlo, no podemos permitirlo. Ahora es el momento de hacer todo lo que se pueda y de jugarnos el todo por el todo por un futuro donde podamos caminar tranquilos por las calles sin temor a ser atracados, donde encontremos sin sufrimiento de colas los productos de la dieta básica del venezolano, donde no se mueran en las emergencias de los hospitales los pacientes que esperan a ser atendidos.

Leopoldo

Llegó la hora y el momento que tenía que llegar, el momento de enfrentar con seriedad y responsabilidad el destino que heredarán nuestros hijos. Ningún venezolano que ame su tierra puede permanecer ajeno a este momento.

Marcha

Recuerdan la tragedia del Estado Vargas…

Vargas

Hace 14 años todas las fuentes del mar caribe comenzaron a manar. Después de unos aguaceros muy tenaces, en el litoral brotaron manantiales que estaban dormidos desde épocas muy remotas. Muchos eran desconocidos; unos llevaban nombres de vírgenes arawacas; en otros habían abrevado los caciques de las tribus mas aguerridas o los caballos de los conquistadores españoles, y en todos antiguamente danzaron las deidades caribeñas.

Estas deidades regresaron aquel año vestidas con trajes de muerte. El agua se lanzó montaña abajo un 15 de diciembre de 1999 como una maldición, sin ninguna rogativa. Los hechiceros de nuestra iglesia son todos de secano, y sólo saben conjuros para traer la lluvia, no para detenerla.

Por eso aquellas personas de esa tierra, tuvieron que blasfemar mucho tratando que todo acabara de una vez, pero las blasfemias mas acreditadas tampoco servían de nada, porque las tempestades habían equivocado el camino.

Las caravanas de color ocre que bajaban el agua celestial, buscaban penetrar en la jurisdicción de Zeus, dios del esparto. Los aguaceros comenzaron en diciembre, y primero se llevaron barrancos enteros, los animales del bosque se hicieron anfibios y al final muchos ciudadanos dormían en el fondo del mar.

Vargas 03

Mientras al cielo subían imprecaciones, el cielo respondía con mas agua, y estas continuaban llenando las vísceras mas íntimas de la naturaleza, las mas paganas. En el litoral varguense habían nacido de nuevo las fuentes cegadas, que en un tiempo fueron precolombinas ó prehispánicas.

Cada corriente nuevamente buscó su cauce antiguo como a una madre, y ésta pasaba por debajo de la historia y los armarios. Pero esta lluvia también inauguró nuevas fuentes, nuevos manantiales donde ningún profeta volverá a bautizar a nadie.

Hace 14 años de esta tragedia que ya casi nadie recuerda como todo en Venezuela. Hoy sólo se piensa en unas elecciones, que como en aquella época solo ofrecían promesas.

Vargas 02

Nacionalidad Española…

la foto 1

Hoy tendré la cita en la delegación del gobierno Español, para solicitar la nacionalidad de este país. Esto es una especie de premio al que puedes optar, después de haber sobrevivido(en mi caso), a varios casos de tramites interminables en los cuales demuestras, que, como ciudadano residente de éste país, cumplirás con un contrato de integración, como dice el presidente Rajoy.

Hace siete años que llegué a Europa, me he paseado por varios países tanto de la Unión Europea, como los que no pertenecen a ella. Mi llegada fue la causa directa de un exilio, una expulsión. Cuando los que gobiernan el país no te quieren dentro, cuando te dejan abandonado los que se dicen oposición pero en verdad, solo buscan recoger las migajas de poder que les deja el gobierno, los que negocian entre ellos la ignorancia del pueblo para mantener sus intereses.

Decía Mario Benedetti, que el exilio es cuando gobierno te coloca las maletas en el aeropuerto y no te queda mas remedio que buscarte la vida en otro país como primera opción, ó buscarte una suite en el valle de los caídos donde pasar la eternidad.

Respeto y estudio las costumbres, leyes, idiomas, manifestaciones culturales, historia y todos los axiomas que conforman el ideario social de los países que me han recibido. Sin dejar de enseñarles la cultura de mi país, sin olvidar de donde vengo, quien soy y porqué estoy aquí.

Soy Venezolano, me siento orgulloso de decirlo y demostrarlo. A mi país lo llevo dentro de mis genes, nadie me puede quitar eso. Nadie puede cambiar mis rasgos mestizos, la mezcla de todas las sangres que se unieron en esa américa colonial, que después acogió a ciudadanos de todo el mundo, dándoles hogar y familia.

Los que venimos del tercer mundo, venimos de un mundo de riquezas, que desde hace mas de quinientos años, ha mantenido el poder de los imperios que nos colonizaron y después de la independencia, pactaron con los gobernantes de turno, para que el suministro de materias primas, los continuase manteniendo hasta el día de hoy.

Tener que pedir una nacionalidad, solo para que te miren con otros ojos, solo para poder trabajar en cualquier país, solo para poder circular por el mundo sin ser detenido por los agentes de inmigración, es lo mas injusto que puede existir dentro de las leyes creadas por los seres humanos. Ocultar donde nacimos, el idioma y acento de la tierra donde llegamos a este mundo, eso tiene que ser motivo de orgullo, no de vergüenza ni de sumisión.

Sin dejar de ser Venezolano en esta Europa, me vi obligado a renacer, a reinventarme a mi mismo. A superar el dolor por lo que dejé atrás. Lo que conocía desapareció de mi vista, atrás dejaba una vida e ilusiones, familiares, hermanos y amigos, ideologías y posesiones. Aparecieron paisajes nuevos, gentes distintas, otras costumbres, un idioma diferente. Y sin perder tiempo, comencé a familiarizarme con esta nueva sociedad.

la foto 3

Comencé a luchar por sobrevivir, por seguir adelante y esa tarea no te deja mucho tiempo para lamerte las heridas, ni para recrear añoranzas. Cuando rehaces tu vida, cuando encuentras un trabajo acorde a tu preparación, cuando aprendes nuevos idiomas. Los exiliados seguiremos siendo unos desterrados. En ningún momento podremos olvidar, que no estamos aquí por decisión propia, sino porque no tuvimos mas remedio. Esa dignidad tan pisoteada, seguirá con nosotros hasta el final de nuestros días, junto a la nostalgia y el recuerdo del país que una vez tuvimos.

la foto 2

Los caprichos de la historia y los intereses de los gobiernos, han separado valles, partido colinas, dividido ríos con una línea imaginaria. Esas fatídicas líneas han separado a familias y unido a enemigos, ha impuesto lenguas, ha cambiado el destino de pueblos enteros. Todas las fronteras son testigos invisibles del paso de inmigrantes y de comerciantes. Pero también de fugitivos, contrabandistas, invasores, exiliados, ejércitos que la cruzan por un lado y refugiados que huyen por el otro.

Agradezco enormemente la oportunidad que me otorgan de solicitar la nacionalidad, pero no quiero cambiar de pasaporte, ni tener dos para mostrar el de mas conveniencia. Siempre seré lo que siento, siempre estaré orgulloso de ser Venezolano, aunque no pueda regresar y sólo guarde recuerdos de mi país.

la foto 4

Crónicas de Irlanda. Lahinch

Partimos un jueves muy temprano de Lahinch, con su bahía llena historias y recuerdos.  El pueblo es un balneario muy conocido y es el hogar del mundialmente famoso club de golf de Lahinch .

También hay una playa de arena 1.6 km (1 milla), Lahinch ha sido durante mucho tiempo un destino popular para los golfistas, pero en los últimos tiempos, se ha convertido en un popular destino turístico para la práctica del surf.

2013-10-30 13.52.21

Lahinch es la forma anglicana de Leath Inse, que es una variante de la palabra irlandesa usada para una leithinis península (media isla), este nombre describe la ubicación del pueblo que se encuentra entre el rio Inagh y el mar. La mayoría de los pueblos y ciudades  de Europa, tienen nombres que por lo general están relacionados con el rio que tienen al lado.

Yo crecí en una ciudad del centro occidente de Venezuela, llamada Barquisimeto que la bordeaba un rio y que al igual que muchas ciudades que he conocido aquí, también su nombre esta relacionado con el rio.

El transporte de autobuses para llegar a la ciudad, es bastante eficiente, siempre y cuando se conozcan los horarios. Me entere hablando con las personas del pueblo, que Lahinch anteriormente tenía un sistema de trenes, el tren de West Care que unía, los pueblos: Kilrush, Kikee y Milton Malbay con la población de Ennis. La estación de ferrocarril se inauguró el 02 de julio de 1887. Aquí viene lo latinoamericano de este país, toda la línea (incluyendo la estación de Lahinch), se cerró el 01 de febrero de 1961. Con la intención me imagino,  que los turistas sufran lo necesario para llegar al pueblo.

Pero no todo es para sufrir, este año 2013. Inauguraron una fantástica vía, a lo largo de los acantilados de Moher entre Liscannor y Doolin. La vía puede ser estrecha, con empinadas subidas, escaleras de piedra, caminos rurales, carreteras locales, regionales  y vistas al océano Atlántico, los acantilados y las tierras del interior, que son increíblemente verdes y espectaculares.

2013-10-30 16.10.16

Nuestra próxima aventura nos esperaba en Galway, donde la familia de Martin un amigo irlandés, que Duncan me dejo en herencia nos esperaba para darnos la mejor de las atenciones. No salgo del asombro de lo buenas que son estas personas, sus atenciones y su interés por saber de ti, mientras mas lejos hayas nacido.

Crónicas de Irlanda. Venezolanos: una realidad aparte

Imagen

Hace 7 años que deje de tener país, vivo en Europa en países que  me prestan para pasar unos años, como si fuesen días. Como a quien lo desahucian de su casa y tiene que irse a casa de sus amigos, sin poder estar mucho tiempo en cada casa, para no molestar.

Para entretenerles les cuento como era mi país, como eran sus calles, sus casas, su música, sus gentes. Cada vez son mas vagos los recuerdos propios que se entremezclan con la vida de huésped que me ha tocado vivir. No puedo regresar y ahora no quiero, tengo miedo de ver cómo estará de destruido lo que una vez fue mi hogar. Tengo miedo de ver mi casa abandonada y saqueada, con las paredes rasgadas por garras de avaricia, que destruyeron su precioso color mestizo.

Yo los vi, una noche en un bar en Dublín, eran ocho, ocho colores de aquella tierra, ocho vidas jóvenes, ocho sonrisas, ocho sueños. Hablaban bajito, con discreción para que no notasen sus acentos de suramericanos, de no ser de allí, acento y color de inmigrantes, de sin papeles, de los que a fuerza de perder, lo han perdido todo. Y ya no tienen nada que perder, por eso cualquier país por duro que sea es mejor que el que dejaron atrás, con sus familias, sus amigos, sus amores. Como si estuviesen en un barco que se hunde y hay que salvarse, y olvidarse de todos habiéndolo olvidado todo.

Escuche lo que hablaban, conociendo de donde venían me acerque a su mesa para hablarles en cristiano, en Venezolano. Una sonrisa me dio la entrada y reconoció lo poco que queda de mi acento caraqueño. La tranquilidad se noto al instante al encontrar un paisano, uno que no le teme a las redadas de inmigración que se realizan en Europa, porque le han permitido estar aquí.

Hablamos del tiempo que llevan en Irlanda, ninguno llegaba al año, el de mas antigüedad llevaba seis meses. Los que llevamos mas tiempo, hemos sufrido lo que se podía sufrir y hemos llorado lo que se podía llorar. A pesar de lo duro que es para ellos estar en ese país, en ningún momento nadie hablo de querer regresar.

Cualquier país es mejor para vivir que el que una vez tuvimos. ¿Quieren culpables de esa situación?, busquen en la historia de Venezuela. Allí están con nombres y apellidos libertadores, caudillos, tiranos, padres de la democracia, dictadores, presidentes. Toda una fauna de ladrones, incapaces e ineptos a los cuales la ignorancia que cultivaron les ha erigido estatuas, que ante las aves dan pena.

Los deje en aquel bar sin querer irme, pero al día siguiente muy temprano y con un frio inmisericorde para cualquier caribeño, tenia que regresar al país de mi residencia actual. Intercambiamos direcciones y teléfonos, para darles lo único que puedo, apoyo moral e ideas para buscarse la vida.