Antonio Machado, en Collioure…

«Mi corazón espera 
también, hacia la luz y hacia la vida, 
otro milagro de la primavera».

 


IMG_20130814_193458

Desde que vivo en Barcelona, siempre había querido viajar al pueblo de Collioure, en Francia. Sólo para visitar la tumba del poeta Antonio Machado, que llegó más cansado que derrotado a morir a ese pueblo de pescadores un 22 de febrero de 1939, lejos de su Sevilla natal. Sabemos donde nacemos, donde moriremos siempre será un misterio.

Me encontré con su poesía cuando rondaba los 16 años y era yo un adolescente con la cabeza llena de ideologías políticas para cambiar el mundo, al final fue el mundo quien acabo por cambiarme a mi.

Así que con mi esposa Cayetana planeamos el viaje. El trayecto sería un paseo desde Barcelona, solo teníamos que tomar un tren hasta Cerbere (que ya es territorio Francés) y desde allí otro hasta Collioure. Preparamos lo necesario para el viaje y muy temprano en la mañana nos embarcamos en el viaje hacia nuestro destino.

Cerbere

Vias de la estación de Cerbere Foto: Marco Zouvek

Varias veces he recorrido por tierra parte del sur de Francia, y he estado en Cerbere alrededor de 2 veces en 6 años. Sus playas en la estación de verano son tranquilas y despejadas de la nube de turistas que azotan la costa del Mediterráneo. Pero sucede que a veces olvido que no soy de esta parte del planeta, que soy un extranjero, que estoy aquí porque así me lo permiten a veces.

La policía de fronteras ahora más que nunca está atenta a que no se le cuelen inmigrantes sin permiso de trabajo o ilegales, como ellos les llaman. Al llegar a Cerbere nos topamos con una verdadera sorpresa cuando un grupo de policías esperaban a que bajásemos del tren para pedirnos la documentación correspondiente.

Tengo la residencia Española pero no pertenezco a la CEE (Comunidad Económica Europea), así que por no llevar el pasaporte fui detenido en la estación de Cerbere alrededor de dos horas, para tomarme los datos, declaraciones y finalmente ser devuelto a territorio Español. En general, los policías fueron muy amables, en especial cuando se enteraron de que venía a realizar un reportaje sobre el poeta Antonio Machado. Pero la vergüenza de no hacerle caso a mi esposa, pues cuando salimos de casa me recordó llevar el pasaporte y no le hice caso, que tuvo que regresar a Barcelona a buscar el dichoso documento y traerlo consigo para poder atravesar juntos la frontera, me acompañará varios años.

La pérdida de la Segunda República Española también arrastró a la fatalidad a la mayoría de sus intelectuales y poetas. Antonio Machado partió al exilio en compañía de su madre doña Ana, su hermano José Machado y su esposa Matea. Por el camino también le acompañaron otros ilustres intelectuales de la época y cientos de españoles republicanos que huían de su patria.

Collioure

Fotografía: Marco Zouvek

El grupo llegó a Collioure una tarde del 22 de enero de un riguroso invierno, encontraron albergue en el hotel Bougnol-Quintana, a la espera de una ayuda que no llegaría a tiempo, pues la tristeza y la fatiga del viaje, se llevarían a la muerte al poeta días después.

Su tumba siempre recibe visitas, siempre tiene flores, restos de poemas y el cobijo de una bandera republicana.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.